topads

jueves, 20 de octubre de 2011

Llorente rescata un punto para el Athletic Club con dos goles de penalti.

Fernando Llorente ha rescatado hoy un punto para el Athletic Club con dos lanzamientos desde el punto de penalti en la segunda parte, justo cuando parecía que el equipo de Marcelo Bielsa iba a ser incapaz de igualar el 0-2 que pusieron Wallner y Leonardo en la primera mitad.

Fueron dos penaltis de los que se quejaron los jugadores visitantes, pero tanto Sekagya como Lindberg, que fue expulsado a raíz de su infracción, estuvieron demasiado ingenuos en ambas jugadas.

El empate premió la insistencia de un Athletic por debajo de susúltimas versiones, las que le habían dado tres victorias consecutivas; y castigó en exceso al Salzburgo, letal en las contras antes del descanso.

El empate, no obstante, no ha resultado malo para ninguno de los equipos, ya que ambos salen fortalecidos de la jornada tras el inesperado tropiezo del París Saint-Germain en Bratislava, donde no ha pasado del 0-0 frente a un Slovan ya casi descartado. Así, el Athletic mantiene el liderato, con 7 puntos, y el Salzburgo sigue segundo con dos partidos por jugar en casa.

Se vio desde el principio que el Athletic no estaba como en los últimos partidos y que el Salzburgo le tenía bien estudiado. A los hombres de Bielsa les costaba mucho combinar y, con Susaeta y De Marcos tapados, casi todo el trabajo de creación recaía en Iturraspe y Muniain, que tenía que abandonar la banda, donde salió de inicio ante la entrada en el once de Aurtenetxe por Gabilondo.

A pesar de ello, gozó de la primera oportunidad, pase de Llorente al desmarque de De Marcos al que no llegó el hoy centrocampista alavés.

Pasado el ecuador de la primera mitad, el Salzburgo empezó a mostrarse peligroso. Especialmente el delantero centro Wallner y el brasileño Leonardo, que jugó escorado a la izquierda en la primera parte. Perdonó en la primera ocasión Wallner, al que Iraizoz le abortó el primer mano a mano que tuvo ante él.

Pero no el segundo, en el que le habilitó Leonardo. Esta vez el delantero centro visitante ajustó bien su disparo al palo.

Un cabezazo alto de Llorente en buena posición, pero difícil de dirigir, a centro de De Marcos, dio paso al segundo gol visitante. Un tanto de exposición y ejemplo de contraataque. Pasanen cortó un balón y se incorporó a medio campo, donde combinó con Leonardo, que hizo la pared con Wallner y se quedó solo ante Iraizoz.

Dos remates fallidos más de Llorente, el primero claro y solo frente a Gustafsson, dieron paso al descanso.

Bielsa movió al equipo, dio entrada primero a Gabilondo por Ekiza y luego a Herrera por Iraola, Javi Martínez pasó a central y De Marcos a lateral derecho.

No parecía dar para mucho tantas variaciones sobre el terreno de juego, cuando Sekagya entró de manera muy ingenua a Herrera, que cayó por el contacto, y el árbitro pitó penalti. Lo transformó Llorente, inapelable, a la derecha del portero.

El ariete también respondió contundente, en esa ocasión al otro lado, la segunda falta máxima con la que fue castigado el Salzburgo, que además supuso la expulsión de Lindgren, que pedía falta de Amorebieta, pero su manera de despejar con la mano fue demasiado evidente.

De ahí al final, poco más que insistencia de un Athletic un tanto espeso y parecía que acusando los esfuerzos de partidos anteriores. Aún así, contó con un par de balones, de Toquero y Llorente, con los que pudo completar la remontada. Quizás hubiese sido demasiado premio al escaso fútbol que mostró y demasiado castigo para un Salzburgo notable en los contraataques en la primera mitad.


Fuente: AS (www.as.com)

0 opiniones:

© 2011 La Nación Digital /La Nación Digital y la administración se reservan los derechos de opinión y no tienen por que coincidir ni se responsabilizan de las opiniones vertidas por los colaboradores y/o visitantes en el interior de la web. A su vez se reservan los derechos para colaborar con las autoridades en caso de infracción de cualquier artículo del código penal.

Estadísticas lnd