topads

domingo, 23 de octubre de 2011

Sergio García funde al Racing.

Espanyol y Racing saltaron al terreno de juego con sendas novedades con respecto a las alineaciones previstas. Pchettino se vio obligado a descartar a Jordi Amat, debido a unas molestias de última hora en la zona inguinal de la pierna izquierda; y Cúper apostó por Arana para sustituir en banda derecha al joven canterano Jairo.

Además, el técnico argentino repitió el sistema 4-1-4-1 que utilizó, por primera vez, la pasada semana ante el Barcelona, pero adelantando las líneas para presionar al Espanyol en su zona de creación.

El primer aviso lo dio el Espanyol, al aprovechar un desajuste defensivo de los cántabros que dejó a Romaric sin oposición para que pusiera a prueba a Toño con un disparo raso, desde la frontal del área, al que le faltó colocación.

El Espanyol se sacudía la tímida presión del Racing sin pasar apuros para dominar con claridad a un rival que no daba tres pases seguidos y que demostraba no tener suficientemente trabajado o asimilado el nuevo planteamiento táctico de Cúper.

De ahí que el técnico argentino corrigiera sobre la marcha pasando a un 4-4-2, con Adrián acompañando a Diop en el doble pivote y Munitis como segundo punta.

Así, después de un primer cuarto de hora en el que el Espanyol fue muy superior al Racing, el juego se igualó y los hombres de Cúper dispusieron de dos ocasiones, iniciadas por las bandas, con pases hacia el punto de penalti, donde Stuani y Serrano remataron de cabeza, sin demasiado peligro.

El Racing acabó la primera parte presionando el área españolista y dispuso de una clara ocasión en un disparo de Diop, desde veinte metros, que despejó Cristian Álvarez con una buena estirada a la base del poste derecho.

La segunda parte empezó con llegadas alternas, con más peligro para Cristian Álvarez. En la primera del Racing se forzó una falta, perpendicular a la portería, que lanzó Diop al larguero, a la que siguieron otras dos acciones que acabaron con remates infructuosos de Stuani.

Cuando mejor estaba jugando el Racing, el Espanyol aprovechó un mal despeje de Álvaro, para que Sergio García ganara la espalda a la defensa y batiera por bajo a Toño.

A partir de ahí, el Espanyol se replegó y el Racing se volcó al ataque con dos delanteros de refresco, el marfileño Koné y el argentino Ariel Nahuelpan, retrasando Munitis su posición. Unos cambios que apenas tuvieron trascendencia en un conjunto cántabro que sigue una jornada más, y ya van ocho, sin conseguir una victoria.


Fuente: AS (www.as.com)

0 opiniones:

© 2011 La Nación Digital /La Nación Digital y la administración se reservan los derechos de opinión y no tienen por que coincidir ni se responsabilizan de las opiniones vertidas por los colaboradores y/o visitantes en el interior de la web. A su vez se reservan los derechos para colaborar con las autoridades en caso de infracción de cualquier artículo del código penal.

Estadísticas lnd