topads

viernes, 16 de marzo de 2012

Caja España y Unicaja sellan su fusión con 850 millones de ayuda pública.

La fusión de Caja España-Duero y Unicaja llevaba nueve meses parada. Tuvieron que mediar —vía ultimátum— el Ministerio de Economía y el Banco de España para que el proceso tomase velocidad y evitar la intervención la caja castellanoleonesa. Ambas cajas de ahorros han firmado hoy un acuerdo de integración por el cual crearán la séptima entidad del mapa bancario español con unos 80.000 millones de euros en activos. Y en la cual la más pequeña pero más solvente, Unicaja, tomará el timón.
Los consejos de administración de Unicaja Banco y Banco Caja España-Duero (Banco Ceiss) han acordado una estructura de integración por el cual la entidad malagueña absorberá todo el negocio de Ceiss, y esta recibirá a cambio el control del 30% del capital del nuevo banco.

Vuelve el FROB

Caja España-Duero, que ya recibió 525 millones de ayudas públicas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y que aún no ha devuelto, recibirá ahora 475 millones más del Estado en forma de bonos convertibles en acciones. Además, el Banco de España ha puesto a disposición de Unicaja una línea de 375 millones ampliables a 1.025 millones de euros también en forma de obligaciones convertibles, lo que se antoja una suerte de esquema de protección de activos (EPA) como los empleados para vender la CAM y Unnim.
Con esos 1.000 millones de euros en ayudas públicas, Caja España-Duero completará su saneamiento para traspasar su negocio limpio a Unicaja Banco. La caja castellanoleonesa debe devolver esas ayudas en un plazo de ocho años más un tipo de interés del 8%. De no hacerlo, el Banco de España procederá entonces a su nacionalización. La entidad malagueña, por su parte, empleará esos 375 millones para tapar los agujeros que puedan surgir tras la fusión.
Uno de los principales obstáculos de la fusión entre ambas entidades fue siempre el reparto del poderEl pasado 26 de septiembre, Caja España-Duero y Unicaja acordaron que la primera estaría representada por cinco consejeros en el nuevo banco y la segunda por un total de 10. Ese pacto, en un principio, se mantiene, así como a Braulio Medel, presidente de Unicaja, en la presidencia del nuevo grupo y a Evaristo del Canto, presidente de Caja España-Duero, como vicepresidente ejecutivo y consejero delegado.



Fuente: ABC (www.abc.es)

0 opiniones:

© 2011 La Nación Digital /La Nación Digital y la administración se reservan los derechos de opinión y no tienen por que coincidir ni se responsabilizan de las opiniones vertidas por los colaboradores y/o visitantes en el interior de la web. A su vez se reservan los derechos para colaborar con las autoridades en caso de infracción de cualquier artículo del código penal.

Estadísticas lnd