topads

domingo, 11 de marzo de 2012

Benedicto XVI apoya la campaña de los católicos británicos contra el matrimonio homosexual.

Los planes del gobierno que preside David Cameron de cambiar la definición del matrimonio para incluir a parejas homosexuales recibirán este domingo la oposición frontal de los católicos británicos. Sus representantes leerán este fin de semana en 2.500 iglesias de Inglaterra y Gales una carta del arzobispo de Westminster, máxima autoridad católica fuera de Escocia, en la que denuncia la reforma propuesta por conservadores y liberales como "un paso profundamente radical" que diluirá la "naturaleza distintiva del matrimonio".

En su misiva, Vincent Nichols advierte que "un cambio en la ley transformaría de forma gradual e inevitable la percepción en la sociedad de la finalidad del matrimonio", y se enfrenta directamente al Ejecutivo al afirmar que "ni la Iglesia ni el Estado tienen el poder de cambiar esta noción fundamental del matrimonio". Los católicos británicos escucharán el domingo su preocupación por una posible pérdida de la importancia de "la complementariedad entre el hombre y la mujer". "Tenemos el deber de hacer todo lo posible para asegurarnos de que el verdadero significado del matrimonio no se pierde para las generaciones futuras", afirma el prelado.

La movilización católica en Reino Unido recibió el viernes el apoyo indirecto del Papa. En una intervención en Roma ante los obispos católicos de EE.UU., Benedicto XVI llamó a los fieles a combatir "las poderosas corrientes políticas y culturales que intentan alterar la definición legal del matrimonio", después de que Maryland se haya convertido en el octavo estado de EE.UU. que legaliza el matrimonio homosexual.
El Papa mantuvo un encuentro privado ayer en El Vaticano con el arzobispo de Canterbury, líder de la Iglesia anglicana, en vísperas precisamente del lanzamiento esta semanadel proceso de consulta pública sobre la reforma del matrimonio del gobierno británico.

Homilía conjunta
El líder anglicano, Rowan Williams, y el Papa pronunciaron este sábado por la tarde una homilía conjunta en el monasterio romano de San Gregorio Magno al Celio, en la que el arzobispo inglés alabó las virtudes de la vida monacal. El templo recuerda la tarea evangelizadora de San Gregorio el Grande, que partió en el siglo VI a convertir las islas británicas. Por ello, se ha convertido en el escenario simbólico de las restablecidas relaciones entre las iglesias católica y anglicana. La visita el sábado de Williams es la tercera en 20 años de un líder anglicano al Vaticano, después de las que realizaron sus antecesores en 1989 y 1996, durante el papado de Juan Pablo II.

El prelado de la Iglesia de Inglaterra, que no se ha referido en público al asunto durante su visita a Roma, es contrario a llamar matrimonio a la unión homosexual, y considera la reforma de Cameron como un intento introducir un cambio forzoso y no deseado en la sociedad. Pero dirige una iglesia menos monolítica que la católica en este asunto, en la que algunas voces disienten de las tesis oficiales. Así, el nuevo deán de la catedral londinense de San Pablo, David Ison, defendió este jueves, en una entrevista en "The Times", la extensión de las "virtudes del matrimonio" a las parejas homosexuales que lo deseen.

La incomodidad del gobierno
Desde las filas del gobierno, el viceprimer ministro Nick Clegg asegura que "dentro de 50 años, la gente mirará atrás y dirá, "¿por qué tanto lío?"". El líder liberal es un firme defensor de la reforma: "El matrimonio es simplemente una pareja -de hombre y mujer, hombre y hombre o mujer y mujer- que muestran amor el uno por el otro", asegura en una entrevista publicada el sábado por "The Daily Telegraph".

El gobierno se muestra incómodo ante las críticas de las iglesias, y ha intentado suavizar algunos aspectos de la reforma para contentarlas. Por ejemplo, la ley no obligará a que las ceremonias religiosas tengan la obligación de incluir las de parejas homosexuales. Se espera, además, que el gobierno introduzca una nueva pregunta en la consulta pública que lanzará esta semana, no ya sobre el "cómo" de la reforma, sino sobre la conveniencia en sí de modificar la definición de matrimonio.



Fuente: ABC (www.abc.es)

0 opiniones:

© 2011 La Nación Digital /La Nación Digital y la administración se reservan los derechos de opinión y no tienen por que coincidir ni se responsabilizan de las opiniones vertidas por los colaboradores y/o visitantes en el interior de la web. A su vez se reservan los derechos para colaborar con las autoridades en caso de infracción de cualquier artículo del código penal.

Estadísticas lnd