topads

martes, 13 de diciembre de 2011

Intervención radiofónica el 11/12/2011 de Jesús Muñoz, en el programa debate “Sencillamente Radio” de Radio Intercontinental de Madrid.

El tema a debatir era el siguiente:

Aniversario de la Constitución ¿Estamos más unidos los españoles 38 años después?.

Evidentemente los españoles estamos más desunidos que en 1978, en muchísimos aspectos, entre otras razones porque la Constitución fue aprobada en ese año para ese fin, dividir a España y a los españoles, y ¡vaya si ha cumplido su objetivo!.

Si yo tuviera que hacer una valoración sobre la Constitución, y servidor no conociera la constitución y sus nefastas consecuencias para España, sólo el ver y escuchar las valoraciones que han hecho de ella estos días todas las instituciones del régimen, sería suficiente para que mi balance fuera el peor posible. Si escuchamos o leemos, superando la nausea, la valoración maravillosa y estupendísima que han hecho políticos y medios del sistema de la llamada Carta Magna para “su” proyecto de España, evidentemente entonces la Ley de Leyes, no es que hubiera que reformarla, sino derogarla y enterrarla. Leer más...


  
  
Pero como además conozco la Constitución y la sufro como todos los españoles, voy a razonar mi valoración de esta Carta Magna que, recordemos, ya nace ilegal por elaborarla unas Cortes que no eran Constituyentes.

El 11 de abril de 1985, el Tribunal Constitucional en su sentencia 53/1985 aprobó que el aborto provocado tiene cabida en la Constitución. Desde ese año se han perpetrado en España más de un millón y medio de abortos, y desde hace casi 2 años el asesinar niños en España es, además, considerado un derecho. Es evidente que aunque en todo lo demás viviéramos en la España ideal que nos pintan los de siempre, una Constitución que permite, ampara y legaliza que ese número de niños sean asesinados ya sería suficiente motivo para derogarla. Si un millón y medio de personas no han podido siquiera plantearse si querían luchar por el Pan, la Patria y la Justicia, o incluso aplaudir esta siniestra Constitución que representa todo lo contrario, porque el sistema ha defendido su genocidio, ya sobrarían otros motivos para hacer justicia con esta ley de leyes.

Pero desgraciadamente hay más, mucho más. Yo la constitución de 1.978, que no pude rechazar en las urnas por no tener edad para ello, siempre la he dividido en dos grandes bloques: los artículos que se tramaron para destruir España y los artículos de relleno que se hicieron para no cumplirse jamás salvo cuando beneficiaran a los hacedores de esta bazofia con 169 artículos, 4 disposiciones adicionales, 9 disposiciones transitorias, 1 disposición derogatoria y otra disposición final. Y es necesario recordar que estos padres putativos de la Carta Magna eran liberales, socialistas, comunistas, separatistas … con un denominador común, el de traidores.

Entre los artículos antiespañoles e injustos del primer bloque podríamos recordar:

El artículo 2 que da barra libre al separatismo, el artículo 3 que devalúa al español con relación a otras lenguas menores, el artículo 6 que da un poder omnímodo a los partidos políticos aunque diga en su artículo 1 que la soberanía nacional reside en el pueblo español. Y entre los nefastos incluir también ese mismo artículo 1 que habla de Monarquía Parlamentaria como forma política, y que consagraba que un perjuro y un traidor a quien le designó, sería Jefe de Estado hasta que el elegido decida lo contrario (algo muy democrático).

Por cierto, al parecer la reforma más urgente que requiere la constitución, después de contentar a los llamados mercados para que sigan gobernándonos desde fuera, es la del  artículo 57, para que el Jefe del Estado no sea necesariamente un Borbón, sino que también lo pueda ser … una borbona, hecho fundamental en la España actual y que sin lugar a dudas tiene preocupadísimos a todos los españoles con la que está cayendo.

El otro bloque es el de los artículos envueltos en oropel y que sólo se cumplen para los enemigos de España y de la Justicia. Entre ellos podríamos carcajearnos, con risa patibularia, si releyéramos lo que dice nuestra Carta Magna sobre la igualdad ante la ley (art. 14), sobre la bandera de España (art. 4), sobre el derecho al trabajo (art. 35), a la vivienda (art. 47), a la salud (art. 43), a la vida (art. 15), a la libertad de expresión (art. 20), a la enseñanza y a la educación (art. 27), al honor (art. 18), …

Y así podría estar toda la mañana enumerando, por un lado, artículos que sólo se cumplen para reventar España y la Justicia, y, por otro, enumerando artículos que jamás se cumplirán porque no hay ninguna intención de que se haga. Y todo esto fue diseñado con esta intención, y se lleva a cabo día a día con fruición, por todas las instituciones del régimen, del rey al último cargo público.

Lo único destacable de todos los programas lameculos que hemos visto estos días es que en muchos de ellos no han podido ocultar la bandera del Águila de San Juan en los primeros ejemplares de la Constitución, desvelando una más de las infinitas mentiras que distribuye el régimen, en este caso la del escudo “anticonstitucional”. Y, ojo, lo dice alguien que se declara abiertamente anticonstitucional, tanto como orgulloso de ser español, aunque esta nación hoy sea la del suegro del chorizo Undargarín, la de las sentencias injustas y delictivas del 11-M, la del pelotilleo a los ultraliberales que nos han hundido o la de los diputados etarras democráticamente elegidos.

No se si el pueblo español del 78 se merecía esta constitución, el de hoy sin duda.



Fuente: Web de Trabajadores Nacional Sindicalistas (www.sindicatotns.es)

0 opiniones:

© 2011 La Nación Digital /La Nación Digital y la administración se reservan los derechos de opinión y no tienen por que coincidir ni se responsabilizan de las opiniones vertidas por los colaboradores y/o visitantes en el interior de la web. A su vez se reservan los derechos para colaborar con las autoridades en caso de infracción de cualquier artículo del código penal.

Estadísticas lnd