topads

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Los filoetarras ya están en el parlamento y los falangistas seguimos denunciándolo.


Jesús Posada, nuevo presidente del congreso, saludaba cordialmente a los diputados de Amaiur. Mientras, Pio García Escudero, su homólogo en el senado, cerraba su discurso de investidura dirigiéndose a los senadores en las tres lenguas cooficiales del Estado. Pueden parecer dos hechos inconexos, pero no lo son, porque ambos detalles denotan el cariz “moderado” de la próxima legislatura de Mariano Rajoy. Un Mariano Rajoy asustadizo y mal asesorado en cuestiones de Estado, pues con la que se le viene encima nada más impropio que un perfil bajo. Los particularismos nacionalistas se trocarán sin pudor en desafíos secesionistas durante los próximos cuatro años de legislatura, sabedores de los complejos de una derecha liberal entregada en exclusiva a los criterios economicistas.

Ayer se celebraba la sesión constitutiva del Congreso de los Diputados, donde los enemigos de España prometieron  acatar la constitución “por imperativo legal”. Entre ellos se encuentra la formación filoetarra Amaiur, amparada como su homónima  Bildu por el mismo tribunal cuya razón de ser se debe a esa constitución que tanto parece desagradarles. De locos. Amaiur está compuesta básicamente por Aralar, EA y Alternatiba, aunque de facto son los terroristas con piel de cordero democrático quienes lleven las riendas. Los separatistas conniventes con la ETA obtuvieron en las pasadas elecciones generales 333.628 votos, que le otorgaron 7 diputados y 3 senadores. Partidos políticos como UPyD, con 1.140.242 votos y convirtiéndose en la cuarta fuerza política de España, tan solo obtuvieron 5 escaños. Por imperativo legal.

El impulso de Amaiur, tras hacerse con fondos públicos y ver legitimados los medios sangrientos que ha venido utilizando su entorno para imponer su categoría,  ha terminado por radicalizar la política vasca hasta el extremo de que, en unos pocos años, las vascongadas buscarán proclamar su independencia. El PNV lo sabe, no quiere quedarse fuera y por ello tiende la mano a los filoetarras para procurarles con su apoyo el deseo de constituirse en grupo parlamentario. Todo ello gracias al imperativo legal.
El viernes conoceremos la decisión de la mesa del Congreso respecto a los dudosos derechos de los amigos de los asesinos, siempre ajustada a la tolerancia y al respeto a la legalidad que la partitocracia les confiere sin que lo merezcan, para mayor escarnio del resto de los españoles. FE-JONS no tiene reparos en aseverar que una nación libre y sana, con expectativas de supervivencia, siendo fiel a sí misma, no puede consentir que la indignidad y la legalidad vayan de la mano, y reclama con urgencia  poner frenos a la decadencia de la virtud que sacude a diario la actualidad en sus distintas manifestaciones políticas, periodísticas, económicas y hasta reales.

FE-JONS continuará denunciando  las componendas que habilitan a los enemigos de España y señalaremos a quienes lo consientan como cómplices, siempre insistiendo en la necesidad inaplazable de que nuestra Constitución sea convenientemente reformada en orden a la defensa de la vida, del derecho al trabajo y de la inquebrantable unidad de España. Ese es nuestro imperativo, antes que legal, siempre primero moral. Y confiamos en que cada vez sean más los españoles que se sumen a nuestro empeño.



Fuente: Web de FE-JONS (www.falange.es)

0 opiniones:

© 2011 La Nación Digital /La Nación Digital y la administración se reservan los derechos de opinión y no tienen por que coincidir ni se responsabilizan de las opiniones vertidas por los colaboradores y/o visitantes en el interior de la web. A su vez se reservan los derechos para colaborar con las autoridades en caso de infracción de cualquier artículo del código penal.

Estadísticas lnd