topads

sábado, 17 de diciembre de 2011

El Ejército irrumpe en la plaza Tahrir para expulsar a los manifestantes.


El Ejército egipcio ha entrado en la plaza Tahrir de El Cairo y se desplegó para expulsar a los manifestantes después de que se reiniciaran los choques tras los disturbios de ayer en la cercana sede del Consejo de Ministros.

El activista Hisham Ezat, que se encuentra en el lugar, explicó que las fuerzas armadas han cerrado los accesos a la plaza, mientras que los manifestantes se encuentran en las calles adyacentes coreando consignas y lanzado piedras a los soldados.

Asimimo, agregó que los uniformados han expulsado también a un grupo de manifestantes sirios que hacía una sentada frente a la sede de la Liga Árabe, que se ubica en la misma plaza, y han evacuado a los turistas que había en el Museo Egipcio, también en Tahrir.

Una fuente de los servicios de seguridad subrayó a Efe que los militares han quemado las tiendas de campaña de los manifestantes, instaladas desde finales del mes pasado en el lugar y sus inmediaciones.

La fuente señaló que los soldados están pertrechados con material antidisturbios y han irrumpido en la plaza a pie.

Egipto culpa a los manifestantes de los disturbios

El primer ministro egipcio, Kamal Ganzuri, ha responsabilizado a los manifestantes de los disturbios de ayer en el centro de El Cairo y aseguró que ni las fuerzas de seguridad ni el ejército emplearon la fuerza contra los civiles.

"Un joven fue golpeado y recibió un trato incorrecto, y los jóvenes tienen derecho a pedir justicia por esto. Pero después salieron jóvenes e incendiaron coches y dependencias del Parlamento y del Consejo de Ministros, sin la intervención de las Fuerzas Armadas", dijo Ganzuri.

Hasta el momento, se han contabilizado ocho víctimas mortales y otros 299 heridos tras el choque entre manifestantes y militares junto a la sede del Consejo de Ministros, en el centro de El Cairo, según la agencia de noticias estatal Mena.

Una fuente de los servicios de seguridad asegura que los soldados arrestaron también a varios participantes en los disturbios, sin precisar su cifra, y pusieron fin esta mañana a la manifestación junto a la sede gubernamental.

La fuente destacó que los militares disolvieron la protesta sin violencia y que han mandado refuerzos a la zona para evitar nuevos enfrentamientos.

La televisión egipcia afirmó que el Ejército ha instalado alambradas en las proximidades del edificio del Consejo de Ministros para impedir el regreso de los manifestantes.

Un testigo, que se identificó como Walid, negó en declaraciones a Efe que las fuerzas armadas fueran las que dispersaran a los manifestantes y afirmó que fueron civiles, en su mayoría personas mayores, las que convencieron a los jóvenes que se retiraran para evitar más víctimas.

El grupo opositor Hermanos Musulmanes condenó hoy de nuevo los disturbios y reconoció estar "impactado" después de ver que el Ejército "mató a ciudadanos e hirió a muchos de ellos en Maspero, en la calle Muhamad Mahmud y recientemente en las calles del Parlamento y de Qasr al Aini".

Los Hermanos Musulmanes se quejaron, en un comunicado, de que "no se ha castigado a ninguno de lo militares que ordenaron y llevaron a cabo estos crímenes".

La organización islámica recordaba los altercados del pasado 9 de octubre, frente a la sede de la Radiotelevisión egipcia, situada en la zona llamada Maspero, entre militares y manifestantes cristianos que se cobraron la vida de 31 personas.

Asimismo hacía alusión a los choques entre policía y manifestantes en la calle Mohamad Mahmud, junto al Ministerio del Interior, que dejaron 46 muertos a finales de noviembre pasado.

Los disturbios de ayer se produjeron mientras se lleva a cabo el recuento de votos de la primera vuelta de la segunda fase de las elecciones parlamentarias egipcias, las primeras tras el triunfo de la revolución.



Fuente: La Gaceta (www.intereconomia.com)

0 opiniones:

© 2011 La Nación Digital /La Nación Digital y la administración se reservan los derechos de opinión y no tienen por que coincidir ni se responsabilizan de las opiniones vertidas por los colaboradores y/o visitantes en el interior de la web. A su vez se reservan los derechos para colaborar con las autoridades en caso de infracción de cualquier artículo del código penal.

Estadísticas lnd