topads

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Francia penalizaría con hasta dos meses de carcel a los clientes de la prostitución.

La Asamblea Nacional francesa aprobó este miércoles por consenso una proposición de resolución que reafirma la postura abolicionista de Francia en materia de prostitución y que busca luchar contra esa práctica y garantizar los derechos de las prostitutas.

El texto, no vinculante, se espera que se transforme en una proposición de ley que, de ser adoptada, penalizaría a los clientes con hasta dos meses de prisión y 3.750 euros de multa, pero ésta todavía no se ha inscrito en el orden del día de la Asamblea y podría no estarlo para finales de la legislatura en 2012.

«La ley debe marcar claramente la responsabilidad de cada uno en la perpetuación del sistema. Ya lo hace para los responsables de la trata de seres humanos y de proxenetismo y debe hacerlo también indicando a los clientes que tienen una parte de responsabilidad», indica la propuesta.

Según Danielle Bousquet, diputada del Partido Socialista (PS) que ha presentado el proyecto, no se busca penalizar a los clientes como objetivo principal, sino «educar para que comprendan la gravedad de sus acciones y que el cuerpo humano no es una mercancía».

En el texto se destaca que la prostitución no disminuye el número de violaciones y se detalla que en su mayoría los clientes «no son hombres que viven en la miseria afectiva y sexual», pues dos tercios de los mismos «viven o han vivido en pareja y más de la mitad son padres de familia».

Se añade, conforme a la investigación llevada a cabo para la redacción de la propuesta, que la prostitución «responde a menudo a un acontecimiento traumático», como un rechazo ligado a la orientación sexual o una precariedad económica extrema, cuando no resulta de una obligación directa.

«Si existen personas que la ejercen libremente, son la excepción y no la regla», explicó la diputada del grupo Socialista, Radical y Ciudadano (SRC) Marie-Françoise Clergeau, en línea con lo establecido en el texto, que destaca que las prostitutas suelen ser víctimas de «agresiones particularmente graves que atentan contra su integridad física y psíquica».

«A la luz de estas realidades, nada se interpone a una sociedad libre de esa violencia», recalca la proposición, que recuerda que ésa es la ambición de Francia desde finales de la II Guerra Mundial y de la ratificación, en 1960, de la convención para la represión de la trata de seres humanos y de la explotación de la prostitución de otros.




Fuente: ABC (www.abc.es)

0 opiniones:

© 2011 La Nación Digital /La Nación Digital y la administración se reservan los derechos de opinión y no tienen por que coincidir ni se responsabilizan de las opiniones vertidas por los colaboradores y/o visitantes en el interior de la web. A su vez se reservan los derechos para colaborar con las autoridades en caso de infracción de cualquier artículo del código penal.

Estadísticas lnd