topads

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Un Villarreal vacío, un City KO y un Nápoles en octavos.


El Villarreal completó la peor actuación de un equipo español en la Liga de Campeones tras caer en El Madrigal en el último partido de la fase de grupos del torneo por cero goles a dos ante el Nápoles. Tras la disputa de los seis choques del grupo, los de Garrido suman cero puntos, tan sólo dos goles a favor y catorce en contra. El conjunto italiano logró la clasificación tras los goles logrados en la segunda mitad por Inler y Hamsik y deja en la cuneta al poderoso y multimillonario Manchester City, que se tendrá que conformar con disputar la Europa League.

Tras unos primeros minutos de tanteo ante ambos equipos, Nápoles y Villarreal tuvieron de forma consecutiva su primera ocasión clara para abrir el marcador. Un centro de Lavezzi tras un saque de falta con jugada ensayada fue desaprovechado por Zúñiga con un remate blando solo ante un Diego López totalmente vencido. Acto seguido, y sin tiempo para respirar tras el susto, Marco Ruben soltó un zapatazo desde fuera del área que acabó estrellándose en el palo izquierdo de De Sanctis. Con el transcurso de los minutos, el equipo italiano se hizo con la posesión del esférico y el manejo del tempo del partido.

Los de Mazzarri visitaron con frecuencia el área local volcando una y otra vez el juego por el carril izquierdo de Zúñiga. Precisamente allí comenzó una jugada que acabó con un claro penalti por manos de Ángel dentro del área que Oddvar Moen no señaló, perjudicando de forma clara los intereses del Nápoles. Mientras que el equipo italiano intentaba encontrar huecos ante un rival muy bien asentado atrás, llegaron las primeras noticias desde el Etihad Stadium de Manchester, gol de David Silva anulado al City. Poco antes de la media hora, el equipo español despertó y logró contrarrestar el dominio napolitano reduciendo el partido a un cúmulo de imprecisiones en la zona medular que no permitió ni a uno ni a otros llegar a las porterías de Diego López y De Sanctis.

Cuando mejor se mostró el Villarreal, un golazo de David Silva, esta vez legal, sacaba al Nápoles del bombo del sorteo de los octavos de final. La maravilla del jugador canario obligaba al equipo italiano a ganar en El Madrigal para seguir vivo en El Madrigal. Así, se llegó al descanso tras una primera mitad entretenida en la que el Villarreal, a pesar de plantar cara a su rival, se mostró apagado y muy alejado de su mejor versión.

Tras el intermedio, y sin cambios en ninguno de los dos equipos, el Villarreal tardó tan sólo un minuto en tener su primera ocasión clara con un disparo desde fuera del área de Hernán Pérez que detuvo, no sin problemas, un atento De Sanctis. Lejos de lo que se preveía, fuel el equipo local el que comenzó el segundo acto apabullando a su rival, que se vio sorprendido por el toque y las ganas mostradas por los amarillos en el tramo inicial del segundo acto. El segundo tanto y casi la sentencia del Manchester City ante el Bayern, obra de Yaya Touré, aumentó la tensión del encuentro. A consecuencia de esto, el entrenador del Nápoles Walter Mazzarri fue expulsado por roja directa tras empujar a Nilmar cuando el balón salió por banda por su zona técnica.

Una clara ocasión del Nápoles, que estuvo cerca de acabar en gol en propia puerta de un defensor local, fue la premonición de lo que sucedería dos minutos más tarde. Inler se plantó libre de marcar en la frontal del área para batir a Diego López con una facilidad sorprendente ante el regocijo de sus 1.500 seguidores desplazados hasta tierras castellonenses, que veían el pase a la siguiente fase al alcance de la mano. El tanto revitalizó, y de qué manera, al equipo italiano, que se hizo totalmente con el dominio del encuentro con llegadas peligrosas que acertó a desbaratar Diego López. Esto fue así hasta que una falta de tensión generalizada de la defensa española en un saque de esquina a falta de un cuarto de hora para la conclusión sirvió a Hamsik para lograr el segundo y sentenciar el partido y el pase de los suyos a octavos de final de la competición.

La clasificación del Nápoles tiene como consecuencia también una de las grandes sorpresas de la fase de grupos de la Liga de Campeones, la eliminación del multimillonario Manchester City, que se tendrá que conformar con participar en la Europa League, donde entra con la condición de uno de los máximos favoritos. Con esta derrota, el Villarreal completa la peor actuación de un equipo español en la Champions: cero puntos, tan sólo dos goles a favor y catorce en contra. Números que llaman a la reflexión en el 'Submarino'.


Fuente: AS (www.as.com)

0 opiniones:

© 2011 La Nación Digital /La Nación Digital y la administración se reservan los derechos de opinión y no tienen por que coincidir ni se responsabilizan de las opiniones vertidas por los colaboradores y/o visitantes en el interior de la web. A su vez se reservan los derechos para colaborar con las autoridades en caso de infracción de cualquier artículo del código penal.

Estadísticas lnd