topads

lunes, 12 de diciembre de 2011

Cameron defiende que hizo lo correcto al rechazar el Tratado en la cumbre de Bruselas.

 


El primer ministro británico, David Cameron, ha vuelto a insistir este lunes en que hizo lo "correcto" para el país al negarse a formar parte del tratado que buscará una mayor disciplina fiscal en el seno de la UE y ha asegurado que, con ello, el país no deja de ser estado miembro, en un debate en la Cámara de los Comunes que ha estado marcado por la ausencia del viceprimer ministro, Nick Clegg.

Cameron ha asegurado que acudió a la cumbre europea de Bruselas con la voluntad de llegar a un acuerdo y que negoció de "buena fe" con sus socios europeos, a los que formuló las salvaguardias que Londres exigía a cambio de participar en el acuerdo, que, según él, fueron "modestas, razonables y pertinentes".

Sin embargo, al no ser atendidas sus peticiones, se vio ante la "elección de un tratado sin las salvaguardias adecuadas o ningún tratado", por lo que se decantó por esta segunda opción por entender que era lo "correcto" para Reino Unido, si bien ha admitido que "no fue fácil" tomar esta decisión.

Según Cameron, "es posible ser un miembro pleno, comprometido e influyente de la UE pero quedarse fuera de planes que no protegen nuestros intereses". En este sentido, ha subrayado que "Reino Unido sigue siendo un miembro pleno de la UE y los acontecimientos de la semana pasada no cambian en nada esto".

El primer ministro ha dicho que la pertenencia a la UE es "vital para nuestro interés nacional" puesto que el país "necesita el mercado único para el comercio, la inversión y el empleo". "Estamos en la UE y queremos estar", ha zanjado.
AUSENCIA DE CLEGG

Por su parte, Clegg se ha convertido en el protagonista involuntario de la sesión. El líder del Partido Liberal Demócrata y socio de coalición de Cameron había reconocido ayer que estaba "decepcionado" con el resultado de la cumbre europea, en la que Reino Unido ha sido el único país que ha quedado fuera de los planes de una mayor cohesión fiscal a nivel europeo, algo que, a su juicio es "malo para Reino Unido".

Según la BBC, el viceprimer ministro, que normalmente suele sentarse junto a Cameron en los Comunes, habría optado por no acudir para no distraer la atención. Sin embargo, no parece haber conseguido su objetivo. La sesión ha comenzado con los gritos de los diputados laboristas preguntando dónde estaba Clegg y su líder, Ed Miliband, también ha inquirido a Cameron por esta ausencia.

El líder laborista ha incidido en que Cameron "ni siquiera ha persuadido" a su socio de coalición --cuyo partido es marcadamente europeísta, frente al tradicional euroescepticismo de los conservadores-- de los méritos de su actuación en Bruselas.

Asimismo, Miliband ha acusado al primer ministro de haber "abandonado su silla en la mesa" y de haber "regresado con un mal acuerdo para Reino Unido". "Lejos de proteger nuestros intereses, nos ha dejado sin una voz" en Europa, ha lamentado.

En su opinión, Cameron "no quería un acuerdo que no podría vender en su partido" y, por ello, ha provocado un "desastre diplomático" para el país. El primer ministro le ha replicado preguntándole que opinaba él del acuerdo alcanzado en Bruselas y promovido por Francia y Alemania, después de que Miliband no haya expresado su postura al respecto durante su intervención.



Fuente: Europa Press (www.europapress.es)

0 opiniones:

© 2011 La Nación Digital /La Nación Digital y la administración se reservan los derechos de opinión y no tienen por que coincidir ni se responsabilizan de las opiniones vertidas por los colaboradores y/o visitantes en el interior de la web. A su vez se reservan los derechos para colaborar con las autoridades en caso de infracción de cualquier artículo del código penal.

Estadísticas lnd