topads

lunes, 12 de diciembre de 2011

FE-JONS exige un referéndum sobre la nueva Unión Europea.

Los resultados de la destacada cumbre del Consejo de la Unión Europea que ha tenido lugar esta semana en Bruselas, proclamada con grandes aspavientos y preparativos para salvar el euro, son bien claros: reforzar la capacidad del sistema para que los grandes capitales sigan gobernando esta parte del mundo;golpe definitivo a la soberanía nacional (que viene siendo apuñalada desde que entramos en la Comunidad Económica Europea en 1986) y capacidad directa de intervenir económicamente por parte del Banco Central Europeo en los Estados miembros a partir de junio de 2012, al modo que lo ha venido haciendo el FMI y el Banco Mundial en África y América del Sur durante la segunda mitad del siglo XX. Puro neocolonialismo destinado a que seamos menos personas, menos libres y más autómatas trabajando más por menos.
Y todo ello, con la incapacidad añadida de Zapatero/Rajoy, que no han conseguido el mínimo salvable de que España tuviera capacidad de veto a dicha posible intervención partir del verano próximo. O sea, que nuestro parlamento y gobierno nacionales (sea del partido que sea) harán a partir de ahora –mucho más si cabe- las veces de funcionarios a las órdenes de Bruselas-París-Berlín. O sea, lo que la UE quiere, como ya ha demostrado directamente en Grecia e Italia: gobiernos de tecnócratas, aunque de por medio haya unos supuestos mecanismos democráticos. Mientras tanto, naciones todavía libres como Islandia, que ha llevado a los tribunales a sus gobernantes responsables de su propia crisis y que ha iniciado un proceso nacionalizador de su política y economía, triplicará su crecimiento económico en 2012.

Lo que merced a estos “ajustes” del capitalismo se nos viene encima a partir del año que viene a los europeos en general –a unos más que a otros-, y a los españoles en particular, es algo muy parecido a una nueva Edad Media en la era del capitalismo tecnológico deshumanizador; una nueva Edad Media en la que las clases bajas y medias vamos a ver reducidas nuestras condiciones de vida (más aún que en los últimos años), con sueldos cada vez más bajos, pagos dobles por sanidad y educación, trabajos -¡quien lo tenga!- con más horas y días. Y cada vez más controlados y vigilados por la tecnología.

En los años 80, en FE de las JONS nos opusimos a entrar en la CEE con aquellas condiciones tan desfavorables para España, condiciones que ya sabíamos destruirían el tejido productivo español. Poco después, principios de los 90, en FE de las JONS nos opusimos al Tratado de Maastricht, que redoblaba el fin de la soberanía e independencia nacional y apuntaba todo lo que ahora se está aplicando… Hoy seguimos pensando igual, somos coherentes y no hemos variado nuestra postura. Entre otras cosas, porque –por desgracia- teníamos razón en lo que advertimos.

El fin del así llamado Estado del bienestar desarrollado en Europa occidental desde finales de los años 30, en parte por influencia de los movimientos nacionales europeos que los pusieron en marcha, en parte porque el propio capitalismo lo estimó necesario para apuntalarse y crecer durante los siguientes 70 años, acaba de empezar. La alta finanza capitalista, que no ha dejado de tener beneficios a escala mundial, continental y nacional desde el inicio de esta nueva depresión, considera que dado que el sistema capitalista ha entrado en crisis sistémica, tienen que ser otros –trabajadores asalariados o autónomos- quienes paguen los platos rotos. ¡Nosotros, los falangistas, nos oponemos y opondremos a ello!

Reclamamos desde ya un referéndum nacional para ratificar o rechazar los nuevos “acuerdos” que la UE ha puesto en juego para aplastar las naciones y las personas en Europa. ¡Por la libertad y la soberanía nacional española!
Delegación Nacional de Exteriores



Fuente: Web de FE-JONS (www.falange.es)

0 opiniones:

© 2011 La Nación Digital /La Nación Digital y la administración se reservan los derechos de opinión y no tienen por que coincidir ni se responsabilizan de las opiniones vertidas por los colaboradores y/o visitantes en el interior de la web. A su vez se reservan los derechos para colaborar con las autoridades en caso de infracción de cualquier artículo del código penal.

Estadísticas lnd