topads

jueves, 15 de diciembre de 2011

La mitad de los inmigrantes iberoamericanos desconocen las normas de tráfico en España.

La mitad de los conductores inmigrantes iberoamricanos reconoce que nunca pasó ningún examen para obtener el permiso de conducir en su país de origen aunque convalidaron su carné en España, según una encuesta realizada por La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNA) y Stop Accidentes.

Además, más del 50 por ciento de los inmigrantes encuestados, conductores o peatones, demostró un "preocupante desconocimiento" de algunas señales y normas de tráfico vigentes en España, que difieren de unos países a otros.

A 310 personas se les hizo un breve test de diez preguntas: más de la mitad no logró pasar de cuatro aciertos y solo el 3 por ciento sacó sobresaliente.

Por ejemplo, un 60 por ciento desconocía que no se puede rebasar una línea continua, y el 70 por ciento tiene dificultades para interpretar un semáforo con varias flechas situado en una intersección.

Eso sí, la mayoría de los inmigrantes tienen conciencia del peligro del alcohol al volante, aunque todavía un 10 por ciento cree que depende de la cantidad ingerida; un 5 por ciento no considera peligroso beber si se es buen conductor, y otro once por ciento tampoco es partidario de los límites de velocidad porque el conductor "ya sabe lo que tiene que hacer".

Reflejo de esta situación son los índices de siniestralidad vial de la población inmigrante que en algunos casos se multiplican por diez con respecto al resto de la población española o de países de la UE, según datos de CNAE.

"En algunos de los países iberoamericanos el carné se obtiene pagando una tasa en el ayuntamiento. Y si te retiran el carné, se puede volver a sacar en otro pueblo", ha denunciado el presidente de CNAE, José Miguel Baez, que considera "alarmante" que los permisos de conducir de países donde no existen exámenes ni autoescuelas, se canjeen indiscriminadamente en España.

Para acabar con esta situación, Baez propone implantar una sencilla prueba teórico-práctica de una media hora de duración para cotejar que el conductor está capacitado para circular por las vías españolas.

Prueba de los problemas a los que se enfrentan al volante estos conductores es que casi la mitad siente la necesidad de recibir formación complemntaria en materia de seguridad vial, y otro 20 por ciento estaría dispuesto a recibirla, siempre que no le impida asistir a su trabajo.

Un 40 por ciento de los encuestados tampoco se siente seguro cuando circula por las carreteras españolas.

STOP Accidentes y CNAE han puesto en marcha proyectos de cooperación para mejorar la formación vial en los países de origen de estos inmigrantes donde el número de víctimas mortales son una "catástrofe escalofriante", en palabras de la responsable de STOP accidentes para Iberoamérica, Jeanne Picard.




Fuente: La Gaceta (www.intereconomia.com)

0 opiniones:

© 2011 La Nación Digital /La Nación Digital y la administración se reservan los derechos de opinión y no tienen por que coincidir ni se responsabilizan de las opiniones vertidas por los colaboradores y/o visitantes en el interior de la web. A su vez se reservan los derechos para colaborar con las autoridades en caso de infracción de cualquier artículo del código penal.

Estadísticas lnd