topads

jueves, 26 de enero de 2012

Batasuna prepara una asociación para controlar a los presos de ETA.

Batasuna se reorganiza. Fuentes de la lucha antiterrorista aseguran a LA GACETA que el brazo político de ETA trabaja en los últimos detalles de una nueva asociación que presentará antes de un mes. La gran novedad, explican estas fuentes, es que este colectivo aglutinará a varias organizaciones tradicionales de la izquierda abertzale, entre ellas el Colectivo de Presos Políticos Vascos (EPPK, por sus siglas en euskera), decisivo hoy día de cara al final del terrorismo.
En concreto, la nueva asociación, cuyo nombre aún se discute, sustituirá internamente las labores de varias organizaciones que compendiará, tales como Askapena, Gestoras, Askatasuna, etcétera.
Con esta inminente remodelación de la estructura del Movimiento de Liberación Nacional Vasco (MLNV), Batasuna conseguirá controlar y dirigir al colectivo de presos –hasta ahora siempre gobernado por ETA–. Un dato que no es baladí hoy día, cuando nadie discute que el acercamiento de reclusos terroristas a cárceles vascas se antoja decisivo a cambio del presunto final de los atentados y la supuesta disolución de la banda.
Además, afirman las citadas fuentes, estos cambios suponen que los batasunos consigan más poder dentro del conglomerado de organizaciones de la izquierda abertzale, en detrimento de la propia banda. “Los Oteguis y compañía quieren controlar todo el proceso del final de ETA, incluida la negociación con el Estado, incluso por encima de ETA”, sostienen los expertos. De ahí que un sector importante de los etarras no vea con buenos ojos la transformación de su organigrama y muestre sus recelos.
Cada día que pasa entre los expertos aumenta el temor de que el grupo más radical y joven de la ETA actual se rebele a la dirección y acabe por llevar a cabo algún tipo de atentado, aunque fuera sin víctimas mortales. Evidentemente este sector es contrario a las tesis de Arnaldo Otegui y el resto de posibilistas batasunos.


Cincuenta etarras

Y es que en las Fuerzas de Seguridad insisten en la reorganización larvada de ETA en suelo francés. En el país vecino la organización terrorista cuenta actualmente con unos cincuenta miembros. Y estos individuos se siguen moviendo, pese a la “tregua permanente, general y verificable” de hace un año y el “cese definitivo de la actividad armada” del pasado octubre.
En las últimas semanas el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha confirmado que ETA extorsionó, a través de Batasuna, durante las pasadas Navidades y también ha ratificado que los tres etarras detenidos hace unos días intentaban rehacer la estructura del aparato logístico de la banda.



Fuente: La Gaceta (www.intereconomia.com)

0 opiniones:

© 2011 La Nación Digital /La Nación Digital y la administración se reservan los derechos de opinión y no tienen por que coincidir ni se responsabilizan de las opiniones vertidas por los colaboradores y/o visitantes en el interior de la web. A su vez se reservan los derechos para colaborar con las autoridades en caso de infracción de cualquier artículo del código penal.

Estadísticas lnd