topads

martes, 31 de enero de 2012

Partidarios de la "memoria histórica" y de Manos Limpias se enfrentan al final del juicio de Garzón.

Miembros de colectivos de la memoria histórica y otros representantes del sindicato Manos Limpias, que ejerce la acusación contra Baltasar Garzón en el juicio por la investigación de los crímenes y desapariciones del franquismo, han protagonizado un incidente al término de la vista oral, durante el cual se ha acusado al sindicato de tener "las manos" manchadas "de sangre".

Un simpatizante del magistrado de la Audiencia Nacional ha explicado a Europa Press que, a la salida del Salón de Plenos del Tribunal Supremo, se ha dirigido al presidente de Manos Limpias, Miguel Bernard, y a otro miembro que le acompañaba para acusarle de tener "las manos" manchadas "de sangre".

Acto seguido, éstos le han reprendido y han traído a colación los fusilamientos de Paracuellos del Jarama.

Precisamente, el juez Garzón apeló a la Ley de Amnistía de 1977 cuando rechazó una querella presentada en 1998 contra Santiago Carrillo por los asesinatos republicanos cometidos el 7 de noviembre de 1936 en este pueblo próximo a Madrid.

Por otra parte, el presidente de Manos Limpias ha querido restar importancia al incidente y ha indicado, en declaraciones a Europa Press, que "un impertinente les ha increpado" y les han gritado "¡asesinos!".

EL JUEZ ABANDONA ENTRE APLAUSOS EL SUPREMO

Acto seguido, han salido los presentes en el Salón de Plenos del alto tribunal, donde este martes se ha reanudado el juicio al rechazar la Sala las cuestiones previas planteadas por la defensa y la Fiscalía que solicitaban anular este procedimiento. Entre el público, se encontraban representantes de Amnistía Internacional y el abogado argentino especializado en derechos humanos Carlos Slepoy.

El juez suspendido de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, ha abandonado a las 12.40 horas el Tribunal Supremo entre aplausos y gritos de apoyo proferidos por medio centenar de personas que esperaban su salida desde la mañana de este martes. Entre otras consignas, gritaban "¡Queremos justicia, tenemos memoria!", "¡Hay que juzgar al franquismo criminal!", "¡Verdad, justicia, reparación; ni olvido ni perdón!".

Los presentes portaban una pancarta con el lema 'Contra la impunidad del franquismo' mientras que algunos llevaban un pañuelo con la bandera republicana y otros exhibían fotografías en blanco y negro de represaliados durante la dictadura.

El juicio por esta causa se reanudará este miércoles a partir de las 10.30 horas con la declaración de tres testigos ante el alto tribunal.


Fuente: Europa Press (www.europapress.es)

0 opiniones:

© 2011 La Nación Digital /La Nación Digital y la administración se reservan los derechos de opinión y no tienen por que coincidir ni se responsabilizan de las opiniones vertidas por los colaboradores y/o visitantes en el interior de la web. A su vez se reservan los derechos para colaborar con las autoridades en caso de infracción de cualquier artículo del código penal.

Estadísticas lnd