topads

miércoles, 25 de enero de 2012

El Baúl de la Historia: "El archipielago de la discordia"

En 1833 las islas Malvinas, en al Atlántico sur, son ocupadas por el comandante John James Onslow al mando de la corbeta Clio en nombre de Inglaterra desalojando en forma incruenta, pero bajo la amenaza del uso de la fuerza, al capitán argentino Jose M. Pinedo, a cargo de la gobernación, y a sus hombres . Desde entonces las gestiones diplomáticas en diferentes ámbitos han resultado infructuosas para lograr la restitución de las mismas.

En 1981 toma el mando de la Junta Militar Argentina y por tanto se convierte en Presidente de La Nación Leopoldo Fortunato Galtieri, a quien los norteamericanos de la administración Reagan calificaron de “general majestuoso”. El modelo económico de la Junta Militar hacía aguas en Argentina: la inflación interanual era del 90%, las clases medias se empobrecían a pasos agigantados y el paro no dejaba de crecer. En ésta situación al gobierno solo le quedaba dar un golpe de efecto para recordar quién manda y así de paso desviar la atención de los problemas de los argentinos. La Operación Rosario, secretamente planificada por el gobierno militar del General. Galtieri pretendía recuperar la ansiada soberanía argentina sobre el archipiélago y las islas Georgias y Sandwich del Sur.

Las islas Falkland o islas Malvinas forman parte de una cordillera submarina unida geográficamente al territorio continental argentino y se encuentran a unos 480 km de la Patagonia. El 18 de marzo con motivo del desembarco de un grupo de operarios a cargo del empresario argentino Davinoff contratados para el desguace de instalaciones en desuso en Puerto Leight se enarbola una bandera argentina. Este gesto reivindicatorio de soberanía provoca un incidente con el personal británico, una posterior protesta formal de Gran Bretaña que en definitiva impone un plazo perentorio para su evacuación bajo amenaza de ser expulsados. La situación lleva una semana mas tarde el desembarco en Leight de una dotación militar proveniente del ARA Bahía Paraíso, in buque polar, inicialmente surto en las islas Orcadas. El día 3 de abril, ya consumada la ocupación militar de las islas Malvinas, se ocupa Grytviken con refuerzos transportados por la corbeta Guerrico produciéndose una breve pero cruento combate con una dotación de 22 Royal Marines desembarcados del buque Endurance. Las bajas argentinas ascienden finalmente a tres muertos y cuatro heridos lográndose finalmente la rendición del grupo británico el que sufre un solo herido.

El gobierno británico liderado por Margaret Tatcher reaccionó. En lo que se considerará como un grave error de apreciación del gobierno argentino sobre los alcances de la reacción británica, la determinación del gobierno conservador de no consentir el acto de fuerza, hace naufragar los esfuerzos diplomáticos desplegados por los EE.UU. en carácter de incómodo mediador, del Perú encabezando a los demás países de la región y de la propia Argentina a través de las Naciones Unidas y de la OEA para forzar una salida negociada ante la inminencia de un enfrentamiento con una poderosa fuerza de tareas de la flota británica que navega desde Porthsmouth hacia el archipiélago compuesta por mas de 110 buques de los cuales 42 son de guerra incluyendo portaviones y submarinos y transportando cerca de 28.000 efectivos.

Iniciados los combates que se prolongan durante 45 días, se produce el hundimiento del crucero ARA Gral. Belgrano al sur de Malvinas, por parte del submarino nuclear britanico Conqueror al comienzo de las hostilidades engrosa en 323 las bajas que al finalizar la guerra representarán en conjunto para ambos bandos la pérdida de cerca de 900 hombres.

Días mas tarde la flota británica sufre la pérdida del destructor HMS SHEFFIELD, tres fragatas y dos buques de transporte, a manos de la aviación naval argentina y de la fuerza aérea, la cual al finalizar el conflicto habrá perdido 55 hombres y 47 aeronaves.

El 27 de abril, más de veinte días después de haberse iniciado la ocupación de las islas arriba la primera compañía de comandos, es la 601 estructurada en tres secciones y compuesta por cerca de 60 efectivos. El 30 de abril sus secciones son aerotransportadas hacia sus primeras misiones de exploración y control en la península de Frecynet a fin de desactivar un faro, al asentamiento de Fitz Roy para un control poblacional y hacia la Puerto Howard isla Gran Malvina en búsqueda de una posible emisora clandestina. Pocas horas mas tarde se produce el primer ataque aéreo británico.

Durante las primeras horas del 21 de mayo los comandos del SBS (Special Boat Service ) y los paracaidistas británicos del Para 2 son desembarcados encabezando la invasión a las islas, la concentración naval detectada en el estrecho provoca el audaz ataque de la aviacián de la Fuerza Aérea Argentina desde el continente la que durante el día hunde la fragata Ardent, avería la fragata Argonaut y abate tres Harriers al precio de seis bajas propias. En tierra firme los británicos diezman las posiciones de avanzada en Fanning Head del regimiento 25 provocando el repliegue escalonado desde Puerto San Carlos logrando ocupar poco mas tarde Goose Green y Darwin desde donde avanzan hacia Puerto Argentino. El 10 de junio, queda abortada la última posibilidad del Comando Militar en Malvinas de ejecutar un contraataque de envergadura por la retaguardia enemiga en San Carlos. Planificado con efectivos propios disponibles en la isla y el refuerzo de una brigada aerotransportada desde Comodoro Rivadavia el plan es finalmente desechado ante la falta de seguridades de contar con una adecuada cobertura aérea. La suerte esta echada. Las graves pérdidas ocasionadas por la Fuerza Aérea, horas antes, a las fuerzas de desembarco enemigas en Bahía Agradable, donde son alcanzadas la fragata Plymouth y los transportes de tropas Sir Galahad y Sir Tristán, no detiene el ímpetu de los británicos que poco mas tarde comienzan a realizar ataques furtivos desde helicópteros disparando misiles sobre el perímetro urbano de Puerto Argentino mientras en Monte Longdon en la línea de contacto de la mermada infantería argentina combate cuerpo a cuerpo con la británica. El día 12 el gobernador militar Mario Benjamín Menéndez impone de la crítica situación al comando en Comodoro Rivadavia para ser retransmitido a la Junta Militar. El 14 de junio quebradas las últimas líneas defensivas de la infantería que debe replegarse en medio de un desorden generalizado se produce la rendición de las fuerzas argentinas en Malvinas la que es formalizada por Gral. Menéndez ante el Gral. británico Jeremy Moore, lo cual pone fin al conflicto armado pero no al litigio de soberanía que perdurará todavía a comienzos del siglo XXI.

Como resultado de la guerra, en el frente diplomático las relaciones de la Argentina con los EE.UU. sufrirán inicialmente un importante deterioro como consecuencia del decisivo apoyo logístico brindado a Gran Bretaña. En lo interno la derrota provoca la caída del gobierno del Gral. Galtieri y marca el inicio del fin de los regímenes militares que gobiernan Argentina desde 1976.


Fernando Salazar

0 opiniones:

© 2011 La Nación Digital /La Nación Digital y la administración se reservan los derechos de opinión y no tienen por que coincidir ni se responsabilizan de las opiniones vertidas por los colaboradores y/o visitantes en el interior de la web. A su vez se reservan los derechos para colaborar con las autoridades en caso de infracción de cualquier artículo del código penal.

Estadísticas lnd