topads

miércoles, 25 de enero de 2012

Griñán reconoce una deuda de 14.000 millones en Andalucía.

Las dudas sobre la solvencia de la Junta de Andalucía y el estado de cuentas de la comunidad fueron uno de los ejes del “cara a cara” que mantuvieron esta mañana el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, y el líder del PP-A, Javier Arenas, que se acusaron mutuamente de mentir sobre la solvencia de las cuentas públicas.

El primero negó que la Junta se encuentre en suspensión de pagos y acusó al Gobierno de Mariano Rajoy de deslealtad hacia Andalucía por poner en duda su solvencia. En se sentido, aseguró que las dudas expresadas por el Gobierno, que calificó de «irresponsabilidad», y las afirmaciones de Arenas sobre que Andalucía está en suspensión de pagos pueden acarrear problemas a la Junta con entidades financieras.

El presidente de la Junta y candidato socialista a las próximas elecciones en Andalucía anunció, para intentar despejar cualquier duda sobre las cuentas andaluzas, que la Consejería de Hacienda colgará en la web todos los datos de ejecución presupuestaria que llegan a la Oficina de Control Presupuestario. De hecho, Griñán llamó «vagos» a los parlamentarios del PP, porque tienen acceso a esa información y no la leen. «O son muy vagos y no leen esa información o mienten», dijo.

La morosidad, muestra de la suspensión de pagos

Por su parte, Arenas recordó que la suspensión de pagos de la Junta se aprecia en la morosidad y los retrasos de los pagos de la Junta a las empresas sanitarias y de obras públicas, entre otras. Además, lamentó que el PSOE rechazara la petición de crear un grupo de trabajo para conocer el estado financiero de la Junta, por lo que retó a Griñán a informar sobre las cuentas reales de Andalucía y que aclare el déficit presupuestario de la comunidad correspondiente a 2011. También exigió a Griñán que pidiera perdón a los diputados populares por llamarles «vagos».

Ambos dirigentes políticos polemizaron sobre otras cuestiones durante el debate y se afearon mutuamente algunas de las conductas que han mantenido durante esta legislatura. De esta forma, el presidente del PP-A recordó a Griñán algunos de los incumplimientos de lo que prometió en su discurso de investidura de hace tres años, poniendo especialmente el acento en la falta de transparencia que, en su opinión, ha caracterizado su mandato. «Usted prometió gobernar con transparencia y sin sectarismo», recordó Arenas, para lamentar que el PSOE no ha aceptado en el Parlamento ni una sola de las diez peticiones de comisiones de investigación por la trama de ERE fraudulentos de la Junta. «Usted no quiere hablar de los ERE, pero los ERE hablan de usted», señaló el dirigente popular para mostrar la responsabilidad que, en su opinión, tiene Griñán en este asunto. En su opinión, el presidente sabía que había un «procedimiento completamente ilegal y no hizo nada para atajarlo, sino que siguió incrementando los fondos de los ERE».

Por su parte, Griñán acusó a Arenas de estar utilizando políticamente el caso de los ERE, por lo que negó que los populares persigan sentar a los culpables en el banquillo y, en su lugar, estén dilatando todo este caso para que siga vivo hasta las elecciones andaluzas. El presidente, de hecho, acusó a Arenas de perseguir judicialmente a todos sus adversarios políticos, un signo, en su opinión, de la “poca confianza” que tiene en su proyecto político.



Fuente: ABC (www.abc.es)

0 opiniones:

© 2011 La Nación Digital /La Nación Digital y la administración se reservan los derechos de opinión y no tienen por que coincidir ni se responsabilizan de las opiniones vertidas por los colaboradores y/o visitantes en el interior de la web. A su vez se reservan los derechos para colaborar con las autoridades en caso de infracción de cualquier artículo del código penal.

Estadísticas lnd