topads

miércoles, 18 de enero de 2012

Un etarra a la AN: "No debo ningún respeto a este tribunal, ¿me ha oído?".

El presunto etarra Ibai Beobide, juzgado hoy en la Audiencia Nacional por el atentado contra la sede central de la Radio Televisión Pública Vasca (EiTB) en Bilbao, en diciembre de 2008, que causó serios daños materiales pero no víctimas, ha afirmado hoy que no debe "ningún respeto" al tribunal.

"No le debo ningún respeto a este tribunal, ¿me ha oído?", ha dicho Beobide al presidente de la sección tercera de la Audiencia Nacional, Alfonso Guevara, después de que éste ordenara a los agentes que le pusieran en pie y le acercaran al cristal de la sala blindada, ya que el acusado, que se ha negado a declarar, no se levantaba al inicio de la vista.

A Beobide -conocido como "el etarra de la bici" porque circulaba en una cuando fue detenido en Guipúzcoa el 13 de febrero de 2010- el fiscal le ha pedido 37 años de prisión por los delitos de estragos con finalidad terrorista, detención ilegal, robo con violencia con finalidad terrorista y otro en grado de tentativa y de una falta de lesiones.

Los hechos juzgados ocurrieron al 31 de diciembre de 2008 cuando, según ha declarado hoy una testigo protegido, vecina de Arrigorriaga (Vizcaya), una persona -Beobide, según la Fiscalía- le amenazó con un arma para que se parara, pero ella logró escapar.

A continuación, Beobide y sus dos compañeras del comando "Basakatu" -Itziar Moreno, "Leia" y Ohiana Mardaras, "Hodei"-, también según el Ministerio Fiscal, lo intentaron con otro conductor, que en la vista ha recordado que le dieron el alto y le pusieron un arma en la cabeza.
Luego le encapucharon, le pusieron bridas en las manos, le montaron en la parte de atrás de una furgoneta y le dejaron atado y amordazado a un árbol diciéndole que eran de ETA y que estuviera "tranquilo", ha resaltado el testigo.

"Les pedí que me dieran mi cartera negra porque llevaba 2.500 euros", ha señalado la víctima, que tras ser abandonado pudo liberarse y fue ayudado por un cazador que pasaba por la zona.
Según el relato del fiscal, el comando que había confeccionado días antes en el trastero del domicilio de Moreno un artefacto explosivo con entre 80 y 100 kilos, aparcó la furgoneta sobre las 09:01 horas junto al edificio de la EiTB.

Después, Beobide llamó al servicio de bomberos del Ayuntamiento de Bilbao con el móvil que había sustraído al conductor de la furgoneta para alertar de la situación de éste y de la colocación de la bomba, que explotó sobre las 11:05 horas, causando cuantiosos daños materiales y lesiones en una persona.

Cuando Beobide fue detenido, portando un arma, reconoció ser miembro de ETA, han comentado los agentes que le retuvieron, quienes han resaltado que él mismo se auto-lesionó en la cabeza en dos ocasiones y que los amenazó con denunciarles por malos tratos.

El atentado, por el que la fiscal pide que el acusado indemnice a los dueños de los inmuebles dañados con 5.059.094 euros y con 22.519 euros a los propietarios de los coches perjudicados, así como con otros 6.000 al dueño del vehículo con el que ETA ejecutó la acción y con 700 a la persona que sufrió las lesiones, fue reivindicado por ETA a través del diario Gara el 21 de febrero de 2009.

El acusado, que ha mostrado hacia un grupo de amigos que se encontraba entre el público la camiseta del equipo de fútbol del Athletic de Bilbao que vestía, ya ha sido condenado a 72 años de cárcel por atentar contra la sede de "El Correo Vasco" y por colocar una bomba en la puerta de la sede del PSE del barrio bilbaíno de La Peña, que, al estallar, hirió a seis ertzainas.


Fuente: La Gaceta (www.intereconomia.com)

0 opiniones:

© 2011 La Nación Digital /La Nación Digital y la administración se reservan los derechos de opinión y no tienen por que coincidir ni se responsabilizan de las opiniones vertidas por los colaboradores y/o visitantes en el interior de la web. A su vez se reservan los derechos para colaborar con las autoridades en caso de infracción de cualquier artículo del código penal.

Estadísticas lnd