topads

martes, 24 de enero de 2012

FE-JONS: "Garzón en el banquillo de los acusados: un triunfo del Estado de Derecho".

El inicio de los juicios contra Baltasar Garzón por prevaricación está siendo utilizado por los grupos de izquierda para lanzar sus consignas revanchistas con la intención de confundir a la opinión pública acerca de los verdaderos motivos de su enjuiciamiento.
Mediante un comunicado enviado a los medios de prensa, FE JONS -que estuvo personada como acusación popular en uno de los procesos- pretende recordar los motivos de su personación y contribuir al esclarecimiento de un hecho, el enjuiciamiento de Garzón, que considera en si mismo un triunfo del Estado de Derecho, pues supone el fin de la impunidad del afamado juez estrella.  
garzon
Baltasar Garzón está siendo juzgado por haber iniciado unas actuaciones a sabiendas de que no era competente y de que los presuntos delitos que investigaba habían prescrito, no por su solidaridad con las víctimas del franquismo
La querella de FE JONS contra Baltasar Garzón respondía al legítimo afán de ver restaurado el honor de sus miembros, gravemente descalificados en el tristemente famoso "auto de la memoria histórica" del Magistrado.
El hecho de que Falange acudiese con este motivo a los tribunales de justicia no cabe entenderse más que como muestra de respeto a la ley y a la justicia, así como un ejercicio de responsabilidad democrática, pues es notorio que la suspensión cautelar en sus funciones de un juez presuntamente prevaricador supone un avance en la necesaria regeneración de la justicia en España.
La exclusión de FE JONS del proceso, sin embargo, supuso una clara muestra de que el camino por recorrer en este proceso regenerador de la justicia es aún largo. La presencia de Falange como acusación en un procedimiento de repercusión internacional como es el de Garzón se le hizo incómoda al Magistrado Luciano Varela, que retorció el Derecho para conseguir su exclusión.
Más grave, si cabe, fue la campaña de acoso y difamación que FE JONS sufrió durante meses meses por el simple hecho de presentar una querella. Se pretendió deslegitimar su acción e incluso se llegó a plantear la hipótesis de su ilegalización por algo tan escrupulosamente democrático como acudir a los tribunales de justicia. Que esto sucediese sin mayor escándalo revela el déficit democrático que padece nuestro sistema, donde la disidencia desde el respeto a la ley parece estar penalizada sin que se ofrezca cauce alguno para quienes pretendemos desarrollar un proyecto político alternativo al vigente.
En espera de conocer el resultado final de los procesos judiciales contra Garzón, FE JONS se congratula del procesamiento de quien jamás debió volver a la judicatura tras poner en evidencia su parcialidad formando parte de una candidatura.



Fuente: Web de FE-JONS (www.falange.es)

0 opiniones:

© 2011 La Nación Digital /La Nación Digital y la administración se reservan los derechos de opinión y no tienen por que coincidir ni se responsabilizan de las opiniones vertidas por los colaboradores y/o visitantes en el interior de la web. A su vez se reservan los derechos para colaborar con las autoridades en caso de infracción de cualquier artículo del código penal.

Estadísticas lnd