topads

lunes, 6 de febrero de 2012

Contando ovejas: "La igualdad entre Rubalcaba y Chacón"

Tras semanas de debates y de no parar de hablar del tema, por fin se supo quién será el próximo secretario general del PSOE para la presente legislatura: Alfredo Pérez Rubalcaba. Veintidós votos de diferencia otorgaron el cargo al anterior candidato a la presencia del Gobierno, que tuvo una dura oponente en Carmen Chacón.
Por un parte, sorprende la excesiva igualdad existente entre los dos candidatos. Por otro lado, si se reflexiona un poco se verá que dicha igualdad tiene una causa.

Tanto Rubalcaba como Chacón fueron ministros bajo la nefasta presidencia de Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Ambos, aunque se hayan visto enfrentados en su particular carrera por hacerse con el poder de un partido que, a ojos de la sociedad, ha dejado mucho que desear, han compartido (y lo seguirán haciendo) los principios doctrinales enarbolados por la socialdemocracia española y su ponzoña marxista de los que tanta gala hizo el anterior inquilino de la Moncloa hasta la llegada de Mariano Rajoy. ¿Es que alguien se sorprende de que ambos candidatos a liderar el PSOE hayan dirigido críticas furibundas y anticlericales contra la Iglesia Católica y no dejen de hablar del supuesto “retroceso” que tanto sacan a la luz cuando el viento no sopla a su favor?
Está muy claro: el pueblo llano es estúpido y admite sin dudarlo los pseudoprincipios impuestos por los progresistas. Desde la mentalidad del progresista, lo que ellos llaman “moderno” es bueno y lo que llaman “anticuado” es malo. La gente, que no me cansaré de repetir que es estúpida y fácilmente manipulable, por inercia siempre tiende a aceptar y a defender públicamente lo “moderno”, para que socialmente nadie le reproche nada.
Rubalcaba, Chacón... ¡Qué más da! No hay cambio alguno, son iguales.

Por parte de un servidor, su querida “modernidad” se la pueden meter por donde les quepa. Sólo quiero decir que si los progresistas pretenden actuar contra los “anticuados” no lo van a tener fácil, porque nuestra fe y firmeza en los principios en los que creemos y por los que luchamos supera con creces a la que ellos puedan tener por la defensa del genocidio abortista o sus deseos de que los invertidos puedan organizarse como un matrimonio. Y aviso de que para ello nunca contaremos con el Partido Popular, así que pueden ir dejando de relacionar nos con dicha formación liberal y capitalista con la que nos sentimos ofendidos de vernos tergiversados en referencia a ellos.


Gabriel García

0 opiniones:

© 2011 La Nación Digital /La Nación Digital y la administración se reservan los derechos de opinión y no tienen por que coincidir ni se responsabilizan de las opiniones vertidas por los colaboradores y/o visitantes en el interior de la web. A su vez se reservan los derechos para colaborar con las autoridades en caso de infracción de cualquier artículo del código penal.

Estadísticas lnd