topads

jueves, 2 de febrero de 2012

FE-JONS se pronuncia sobre la última reforma educativa.

"No hay política, ni Historia, ni Patria posible si cada dos años se pone todo en revisión con motivo de unas elecciones". El aserto del fundador de Falange Española se hace tragedia cuando, con motivo de cada cambio de gobierno en España, se plantea una nueva reforma educativa.

Ahora ha vuelto a ocurrir. El Ministro de Educación del nuevo Gobierno, José Ignacio Wert, ha expuesto ya, a modo de declaración de intenciones, las líneas maestras de la reforma educativa a la que aspira. La música suena bien -cultura del esfuerzo, ausencia de adoctrinamiento, etc.- pero habremos de estar atentos a la letra, y eso ya empieza con peros. A saber: la nefasta Educación para la Ciudadanía será sustituida por Educación Cívica y Constitucional, a priori, un sucedáneo de la primera aunque desde luego menos entregada a la ingeniería social progre. La incógnita estriba en cómo impartir una disciplina "constitucional" dada la ambigüedad de la Carta Magna del 78 y lo poco que se respeta su escasa letra clara. Más positivo parece que el bachillerato vea ampliada su duración a tres cursos, siendo obligatorio al menos el primero. Ocurrirá de igual forma con los alumnos que se decanten por la Formación Profesional. Confiamos en que se implementen además los recursos materiales y humanos destinados a investigación, desarrollo e innovación para grados superiores,así como como también para las maltrechas materias de Humanidades para grados intermedios, tan desdeñadas por el utilitarismo miope como apreciadas por los falangistas, pues las entendemos indispensables para comprender quiénes somos. Por eso mismo también reclamamos que la asignatura de Religión recupere su importancia.



La reforma es necesaria, sin duda. Es urgente sacar al sistema educativo español de la cola de todos los estudios sobre la calidad de la educación en los países desarrollados. Pero no es menos necesario que los principales actores políticos de la Nación alcancen un acuerdo duradero sobre la materia para evitar la aparición de nuevos planes de estudio cada dos por tres.El acuerdo es ciertamente difícil de alcanzar dado el cainismo partidista que caracteriza a nuestros representantes. Imposible si tenemos en cuenta, además, que la competencia en educación está transferida a las comunidades autónomas. Por eso resulta primordial la recuperación de dicha competencia por parte del Estado. Para evitar, entre otras cosas, que cada "taifa autonómica" interprete a su gusto la legislación, invalidando en la práctica todo proyecto educativo común. Para impedir, además, que el disolvente nacionalismo antiespañol reprograme la mente de los jóvenes españoles para que renieguen de su Patria, como tristemente sucede en algunas regiones. Recordamos al sr.Wert que aprender inglés es importante, sin duda. Pero más importante es garantizar el derecho de los padres a escolarizar a sus hijos utilizando el idioma oficial en todo el Estado como lengua vehicular. El ministro dijo al respecto que se mantendría "vigilante". Ojalá no tengamos que ir reclamándole la palabra dada.



Es más necesaria que nunca una educación de calidad, que tenga un carácter público pues a todos los españoles concierne y a todos debe obligar por igual, independientemente de sus posibilidades económicas. Una educación que refuerce valores. Una educación de genere posibilidades profesionales y que evite el éxodo de los más cualificados. Una educación que garantice un relevo generacional ambicioso con su futuro y leal con su pasado común. Una educación, en definitiva, que forme hombres y mujeres capaces de regenerar el caduco organismo de una España en retirada. Toda reforma educativa que vaya encaminada a esos propósitos, será también nuestra reforma.


Fuente: Web de FE-JONS (www.falange.es)

0 opiniones:

© 2011 La Nación Digital /La Nación Digital y la administración se reservan los derechos de opinión y no tienen por que coincidir ni se responsabilizan de las opiniones vertidas por los colaboradores y/o visitantes en el interior de la web. A su vez se reservan los derechos para colaborar con las autoridades en caso de infracción de cualquier artículo del código penal.

Estadísticas lnd