topads

domingo, 5 de febrero de 2012

La juez del 11-M investiga la destrucción de los efectos personales de las víctimas.

Paso a paso. Para algunos, pasos de ganso, desconcertantes y sin rumbo. Para muchos, la única tabla de salvación a la que agarrarse. Coro Cillán, la juez del 11-M y titular del Juzgado de Instrucción nº 43 de Madrid, sigue buscando pistas que puedan revelar quién ordenó destruir, desguazar y, en su caso, reparar los trenes explosionados; quién fue el inductor de tanto destrozo acelerado, y, sobre todo, quién se encargó de que numerosas pruebas recogidas en los focos de las explosiones nunca llegaran a su destino. En este último caso, Sánchez Manzano, responsable de los Tedax esa mañana y principal imputado, aparece con letras mayúsculas en tamaña negligencia.
Del asunto de los vagones poco aclaró el auto del juez Del Olmo y nada quedó escrito en el Sumario del macrojuicio presidido en 2007 por Gómez Bermúdez. El hecho pasó a un segundo plano y Cillán intenta ahora reconducir la investigación por la vía de los testimonios. La juez del 11-M, a instancias de algunas de las partes personadas, intenta localizar al responsable –o responsables– de la destrucción de tanta y tanta prueba. Algunas desaparecieron para siempre con los trenes y otras muchas se esfumaron por el camino. Entre ellas, los enseres personales de las víctimas. Ahora, y aunque la causa ya quedó juzgada en opinión de cierta parte de la acusación, la titular del Juzgado nº 43 quiere retomar la investigación de este punto. ¿Por qué y quién decidió deshacerse de kilos y kilos de efectos particulares?
En este ir y venir de declaraciones, el lunes volverán a pasar por el nº 43 de Madrid, a partir de las diligencias solicitadas por el sindicato de funcionarios Manos Limpias, algunos de los testigos que, según el criterio de la magistrada, pueden seguir aportando pistas sobre los cientos de vestigios que se quemaron en el vertedero de Valdemingómez y los restos electrónicos (móviles la mayor parte) que fueron destruidos en una planta industrial de la localidad madrileña de Campo Real. De todo ello sí quedó constancia en el Sumario del juicio del 11-M; incluso medió la correspondiente orden judicial.
A pesar de todo, ante Coro Cillán pasarán mañana los policías nacionales que se ocuparon de trasladar y calcinar en la incineradora de la carretera de Valencia los enseres personales de las víctimas. Otro de los declarantes será Ángel Lasunción, por esas fechas consejero delegado de Recytel, la empresa dedicada al reciclaje de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos y que en esos meses de 2004 daba sus primeros pasos. Lasunción recibió una llamada de un comisario de Policía la primera semana del mes de mayo de ese año (dos meses después del atentado), haciéndole saber que dos agentes se desplazarían a su fábrica con los objetos electrónicos localizados en los focos. Así fue: los policías llevaron dos cajas con los componentes localizados, alrededor de 20 kilos de material. En este caso –algo que no ocurrió con el desguace de los trenes–, aseguró a este periódico que se presentaron con una orden del juez Del Olmo.
El lunes, tendrá que responder ante Coro Cillán, como también lo tendrá que hacer Carlos Fernández Ramón, catedrático de la Escuela Técnica Superior de Minas y que podría estar en posesión de un informe pericial sobre muestras y restos recogidos en los escenarios de los atentados. Mañana también declarará Miguel Corsini, presidente de Renfe en la fecha de los atentados y una nueva pieza en el engranaje que acabó con los vagones de forma inmediata. ¿Vio o recibió la orden para proceder al desguace de los vagones?




Fuente: La Gaceta (www.intereconomia.com)

0 opiniones:

© 2011 La Nación Digital /La Nación Digital y la administración se reservan los derechos de opinión y no tienen por que coincidir ni se responsabilizan de las opiniones vertidas por los colaboradores y/o visitantes en el interior de la web. A su vez se reservan los derechos para colaborar con las autoridades en caso de infracción de cualquier artículo del código penal.

Estadísticas lnd